Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Consejos y noticias

Locación y Estadía en Montpellier mientras Inversión Lingüística en Francia

  • Volver a la lista
  • Publicación anterior
  • Publicación anterior
Locación y Estadía en Montpellier mientras Inversión Lingüística en Francia

Salir de la zona de confort no es algo fácil de hacer, irse de casa a un lugar nuevo, lleno de desconocidos y un idioma por aprender es todo un desafío, sin embargo, es una experiencia que todo el mundo tarde o temprano debería tener, puesto que si bien decir que vas a vivir en un lugar lejos de casa es mucho más sencillo dicho que hecho, debemos caer en cuenta que por más mente abierta que digamos tener, nunca estamos preparados para cambiar de un momento a otro todo nuestro estilo de vida, es algo que nos forma como nuevas y mejores personas, que en el futuro podrán conquistar todos sus miedos, enfrentar las adversidades y lograr lo que se propongan de una forma mucho más fácil.

Montpellier es el lugar ideal para dar este primer gran paso, hacia una nueva etapa de la vida, ya sea que vengas a los 18 o a los 30, un mes o un año, es muy probable que no vuelvas a ser la misma persona, una vez vivas esta experiencia de aprender francés en Francia tendrás más amigos alrededor del mundo, serás más agradecido con lo que tienes, tendrás tu propia opinión acerca de Francia (uno de los países más renombrados en la historia del mundo), habrás conocido nuevos lugares, serás más tolerante cuando un extranjero te pregunte algo y no verás la hora de volver una y otra vez a viajar y conocer cada vez mas de su cultura.

Si bien toda la experiencia de aprender francés en Montpellier inicia desde el momento en el que te montas en el avión o tren y te das cuenta de que las instrucciones de seguridad suenan diferentes en esta lengua tan romántica, que los snacks son extraños y que sin importar cuanto te tome saber bien el idioma, sería fascinante poder responderles a los ayudantes con completa fluidez y confianza, el verdadero desafío comienza cuando llegas a la ciudad y te tienes que dirigir al lugar al cual llamarás casa por cierto tiempo. Para ahorrarte decepciones e inconformismos, hay una lista de tips que te recomiendo tener muy en cuenta al momento de hacer tu reserva ya sea por medio de un instituto o por un medio particular.

1. Revisa todos los factores que pueden afectar tu comodidad en una estancia lingüística

Si bien puede que la casa, apartamento o habitación que vayas a residir no sea todo en un viaje, sentirse bien en un lugar afecta la manera en que percibimos las cosas, razón por la cual es mejor ser realistas y honestos al momento de pensar en las características que tiene que tener una estancia para que nos sintamos cómodos y podamos pasar el mejor tiempo posible.

Dentro de las características se pueden encontrar: la tranquilidad del barrio, la cercanía a la escuela de francés, si se espera tener un baño privado, uso de la cocina, lavadora, jardín, si se es alérgico a alguna mascota, si prefieres casa o apartamento, si se quiere haya otros estudiantes de intercambio, si quieres comer en la casa, si te gusta estar solo, el presupuesto etc. (siempre teniendo en cuenta de que entre más preferencias se tengan son más reducidas las opciones)

2. Has una lista de prioridades

Una vez hiciste una lista con las cosas de tu preferencia, el segundo paso es ordenarlas de tal manera de que puedas ver a qué cosas puedes renunciar y que cosas son indispensables para tu tranquilidad. En diversas ocasiones se puede ver como algunas cosas dejan de tener importancia al compararlas con otras un ejemplo es la locación. Si quieres tener una buena locación cerca de la escuela de francés, los bares y restaurantes, es probable que tu apartamento sea pequeño y un poco viejo, que no tengas baño privado y hasta que no haya lavadora; ya depende de ti analizar tus expectativas y darte cuenta de a que estas dispuesto a renunciar.

3. Consulta tus opciones

Ya teniendo listas las prioridades lo siguiente es averiguar con la agencia o en internet los lugares que caben dentro de los parámetros establecidos, normalmente las opciones incluyen residencias estudiantiles (de un instituto o de varios), casa de familia con desayuno y cena, habitación en casa de familia con uso de la cocina, un aparta-estudio, etc.

4. Siempre mantén una buena comunicación con los intermediarios que uses

En caso de que uses terceros con el fin de llevar a cabo tu experiencia de aprender francés en Montpellier, debes mantenerlos al tanto de tus opiniones y expectativas puesto que son ellos los que pueden ayudarte a satisfacerlas, logrando la mayor comodidad posible para el huésped.

5. Trata de guiarte por comentarios de experiencias previas

Si se tienen conocidos que han viajado a Francia para hacer una inmersión lingüística, siempre es buena opción preguntar acerca de sus experiencias, ya que, si bien todos esperan cosas diferentes, es bueno basarse en puntos de vista que se consideran confiables y afables con nuestros intereses.
En caso de no tener a nadie directamente a quien preguntarle usualmente en internet se pueden leer comentarios de usuarios anteriores acerca de las viviendas con franceses .

6. No temas equivocarte

No todo lo que brilla es oro, en algunos casos sin importar las características de la estancia, simplemente no es el lugar correcto, si esto pasa, no desesperes; comunícate con tu agencia o instituto e intenta buscar un lugar que se acople a ti.