Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Ocios

Un curioso (y maravilloso) Café en Montpellier

  • Back to list
  • Previous post
  • Next post
Un curioso (y maravilloso) Café en Montpellier

El concepto de un sitio denominado “Café” lleva directamente nuestra mente a pensar en un sitio en el que venden aquella bebida caliente hecha de granos molidos que tanto nos complace. En Francia, durante la belle epoque, el movimiento cultural y artístico era tan grande en esta época que la gente necesitaba un lugar con un ambiente apropiado para reunirse con el fin de poder tratar sus asuntos con comodidad, familiaridad y en compañía de un buen café. Fue así como París se fue llenando de pequeños cafés que brindaban un espacio agradable y adecuado para inspirar a los empresarios, a los artistas, a los escritores y también a los charlatanes cada vez que tomaran asiento en alguna de sus mesas.

Esta tendencia se popularizó por todo el mundo y hoy en día hay una inmensa variedad de estos lugares en casi cada esquina de las ciudades. Francia es un país a la moda, y Montpellier una ciudad de moda entre las personas que desean aprender francés en Francia. Para una inmersión lingüística no está nada mal dirigirse a un destino lleno de cafés y restaurantes en donde se puede disfrutar de platos de alta calidad, siempre en compañía del cálido ambiente mediterráneo. La ciudad dispone de un gran número de cafés en los que se puede pasar un rato muy agradable. Hay algunos de estos lugares que además de ser cafés, son restaurantes, bares y discotecas. La clave de un negocio es poner la palabra “Café” en su nombre para tener clientes seguros, pues ¿a quién no le atrae entrar a un café cuando va por la calle?

Hay un lugar mágico en la ciudad en Montpellier que ha tomado en cuenta todo lo que puede brindar el máximo confort a un ser humano para integrarlo todo en conjunto dentro de un lugar de fácil acceso para los ciudadanos. Es un lugar que, más allá de ser un café, tiene un ambiente tan acogedor que da ganas de quedarse a vivir allí: Gazette Café. Tiene el mismo nombre que la revista semanal más importante de Montpellier (a propósito, recomiendo que compren esta revista si están haciendo una inmersión lingüística en Francia) y su agenda siempre es mencionada en una sección de la revista, lo que hace más fácil enterarse de todo lo bueno que tiene para ofrecer sin necesidad de ir primero. Contiene un restaurante, bar, biblioteca y tarima; los asientos son tan cómodos y exclusivos que crees estar comiendo en un crucero de lujo, los dos pisos tienen un ambiente convival en el cual se puede comer, beber y trabajar tranquilo. En definitiva las personas que van a estudiar francés en Montpellier hallarán en este lugar un ambiente excelente para sacar sus materiales y estudiar con calma. Las luces en combinación con la música donan una ambientación tan agradable que hace que los clientes y trabajadores vivan una experiencia única al estar allí.

Vale la pena asistir desde de las 6pm, pues de martes a jueves a partir de esta hora comienza una serie de eventos y actividades muy importantes para disfrutar. Es normal que se comience con una conferencia o exposición energizante sobre alguna temática importante para la sociedad o los individuales. A eso de las 8 y media de la noche hay conciertos de música con ritmos ya sean latinos, clásicos, jazz, etc. Aunque os advierto, si entran después de las 6pm va a ser muy difícil salir temprano (antes de las 11) porque este lugar te atrapa bajo las artes de la seducción utilizando el confort como su mayor herramienta. Lo digo por experiencia personal, ya que la primera vez que fui terminé bailando al ritmo de la música latina junto con la mitad de clientes del café, sin duda una experiencia maravillosa durante mi estancia lingüística en Francia.