Cómo tomé la Decisión de Estudiar en Montpellier | Escuela ILA Francia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Testimonios

Mi Aventura en Montpellier – Cómo tomé la Decisión de Estudiar en Montpellier

  • Volver a la lista
  • Publicación anterior
  • Publicación anterior
Mi Aventura en Montpellier - Cómo tomé la Decisión de Estudiar en Montpellier

Tomar esta decisión para mí fue dificil, reciéntemente acabé mis estudios de colegio en mi país, tenía muchas opciones para estudiar en la universidad, pero no estaba realmente decidido en estudiar una carrera en específico… Dentro de todas mis ideas que tenía previas a graduarme también existió la idea de estudiar un idioma fuera del país, además de ayudar a conocerte mas profundamente, te da la oportunidad de rodearte de personas de todas partes del mundo. Mi objetivo principal es aprender de la mejor manera el idioma francés, y que mejor manera que aprenderlo en el país donde lo hablan. Francia es en general, un maravilloso país para conocer y vivir esta fabulosa experiencia. Tiene mucha historia, cultura, y un idioma fantastico que aunque cuesta un poco manejarlo al principio, en la escuela de idiomas ILA conseguí desarrollarlo sin apenas esfuerzo.

Fue asi como previo a graduarme tomé la decisión de estudiar en Francia. Recibí el apoyo total de toda mi familia, principalmente de mis padres. Buscamos varias opciones, comparamos precios, analizamos las ventajas de cada ciudad y finalmente se presentó la oportunidad de estudiar en Montpellier, me di cuenta que era el lugar indicado para una persona inquieta y aventurera como yo; personalmente sabía que una nueva etapa de mi vida estaba próxima al llegar con esta oportunidad de estudiar idiomas en Montpellier. Al darme cuenta de todo esto, tuve un sentimiento ambiguo, me sentia feliz de tener la oportunidad de vivir esta maravillosa aventura pero al mismo tiempo me encontraba con nostalgia y tristeza de despedirme momentáneamente de toda mi familia, mis amigos, mi país. Quién no se ha encontrado así alguna vez en su vida? Sin duda ése es el momento perfecto para enfrentarse a lo desconocido, y en mi caso ha resultado ser vivir en la interesantísima ciudad de Montpellier para aprender francés.

Posteriormente llegó la hora de partir a mi aventura. Tuve muchos sentimientos encontrados cuando mi despedida pero nunca tuve duda alguna que es una gran etapa para mis proyectos a futuro y que debia suceder de esa manera. Tuve viaje muy largo desde Ecuador, mi maravilloso país de origen. Resultó ser un poco agotador, ya estaba ansioso por conocer a mi familia de acogida; recuerdo que apenas llegué al aeropuerto de Montpellier hice una videollama con mi familia para asi compartir un momento tan importante y al mismo tiempo emocionante. Poco después ya vi a mi madre de acogida, le di un fuerte abrazoy le presenté a mi familia que estaba al teléfono, fue un momento muy emocional que jamás olvidaré. Son de esas experiencias que a veces suceden y se marcan en la mente de uno de un modo indeleble. De cosas así se compone la vida. Mi familia de acogida es maravillosa, el haber llegado a un ambiente tan agradable me ayudó a acoplarme con mayor facilidad. Sin duda se debe a la gestión de la escuela de idiomas ILA. Con esta familia de acogida comparto muchos lindos momentos y practico a diario el francés del cual siento cada vez mayor gusto por aprenderlo. Así de sencillo, tan cual lo cuento. Aprender francés en una familia de acogida es el método más cómodo para afianzar el conocimiento.

Recuerdo que el primer dia de clase llegué al instituto y me quedé asombrado por la arquitectura y también por la ubicación, ¡ya que el instituto se encuentra en el centro historico de la ciudad! Esto facilita conocer y ubicarse en la ciudad de mejor manera. Cerca del Instituto se encuentran muchas tiendas, restaurantes, parques y sitios turisticos asombrosos como lo son la Ópera de la Place de la Comédie así como también la Place du Peryou. La bella ciudad de Montpellier cuenta con espacios variados, sitios turisticos imposibles de perderse durante la estancia en la ciudad y además tiene un ambiente muy intercultural, con estudiantes de todas partes del mundo, por lo que es muy sencillo hacer amigos dispuestos a compartir contigo muchos de esos momentos que me harán recordar Montpellier de forma tan valiosa. A partir de mi llegada a Montpellier he hecho varias amistades de las cuales estoy muy contento por tener ya que he aprendido un poco de sus gustos y tradiciones. Es una experiencia extraordinaria el hecho de poder compartir con muchos jóvenes de mi edad mis gustos, mis pasiones y otras tantas que de ellos aprendí.

Algo que me agradó y asombró mucho fue la gran acogida y excelente trato que tienen en el Instituto para con los estudiantes. Las instalaciones se encuentran en muy buen estado, en instituto se encuentra a diario muy limpio y correctamente organizado.

Las clases son muy espaciosas, cómodas, muy agradables y confortables ya que cuentan con varios espacios interactivos que facilitan el aprendizaje de manera más eficiente.
El buen nivel del instituto en general es algo realmente impresionante, cuentan con un gran personal en todas sus áreas, todas las personas que trabajan en tan prestigioso instituto demuestran su compromiso con su trabajo, son muy bien capacitados y hacen un trabajo digno de admirar. Sinceramente estoy muy satisfecho con la relación calidad-precio que existe. Lo mejor de todo es que si partes desde un conocimiento muy limitado del francés, en la escuela de idiomas ILA te atenderán en tu propia lengua ya que todo el personal es polilingue. Dentro de poco serás tú el que te dirijas a ellos en francés, y con gusto participarán de tu aprendizaje; es decir, que en apenas unos días estarás expresándote en francés, comprendiendo las respuestas y habrás avanzado en tu objetivo final.

¡La ciudad de Montpellier cuenta con un clima excepcional! La gente es muy amable, la ciudad está muy cerca de la playa, de hecho solo necesitas tomar un tranvía y un bus para llegar a pisar la arena en menos de una hora. El clima es genial, hay dias soleados muy frecuentemente aunque en invierno hace algo de frío. Por eso mismo Montpellier se hace tan interesante: cerca de ella hay tanto nieve y montaña como sol y playa. El instituto ofrece varias excursiones, las cuales son muy variadas e interesantes y al mismo tiempo te permiten conocer más acerca del país, sus tradiciones, su cultura, entre muchas otras cosas más. Como podrás ver, no hay excusa para hacer una inmersión lingüística total en francés con ILA.

Cada día que pasa me doy cuenta que realmente estoy satisfecho de los frutos que esta decisión me está dando y que me valió la pena. Realmente estoy muy cómodo aquí en Montpellier, tanto que casi me siento un francés más pero de maravilloso origen ecuatoriano. Y no solo eso, la multitud de amigos que de tantos países he hecho me dará nuevas oportunidades para conocer sus tierras, de las que tanto me han hablado durante mi estancia en ILA.

Quiero acabar este pequeño texto con una recomendación sincera: aprender idiomas en el extranjero es la mejor manera de profundizar en un idioma y su cultura, y la escuela de francés ILA será sin duda de gran ayuda también para ti.

Joseph Lutfallah, Ecuador (estudiante de ILA)