Share this...
Aprender francés

Aprender francés no es tan difícil como piensas

  • Blog Volver a la lista
  • Publicación anterior
  • Publicación anterior
Aprender francés no es tan difícil como piensas

Tienes el sueño de conocer Francia o de vivir allí?, o simplemente sueñas con el dinero, el amor, o el placer de viajar pero tu aprendizaje del francés en tú país no te permite tener conversaciones de más de un minuto y lo único que logras decir es « bonjour » « au revoir » o « merci »… Tu sueño parece irrealizable y te sientes incapaz de aprender francés. Esto te parece imposible, sin embargo ¡no hay nada imposible! Independientemente de tus razones, es importante tenerlas presente durante tu aprendizaje.

Aquí tienes algunos trucos para facilitar tu aprendizaje.

Estudiar francés: consejos y trucos

1. ¡Ten confianza en ti mismo y permanece motivado!

Aprender francés para comunicarte con los francófonos es una buena razón de aprender el idioma. Sé perseverante y no te acobardes antes los inconvenientes así tendrás toda la suerte de tu lado. Si las ganas de estudiar francés están en ti, no debes perder de vista tu objetivo. Que mayor satisfacción tendrás que cumplir tu sueño de ir a Francia para aprender francés en una escuela de idiomas francesa.

2. Escoge el aprendizaje por inmersión

Todo comienza con la decisión de estudiar francés en Francia y sobre todo por la escogencia de una escuela de idiomas en la capital o tal vez hacia el sur del país para poder disfrutar de las actividades y los beneficios que t ofrece el Mediterráneo.

Estas escuelas de idiomas proponen cursos de idiomas en diferentes niveles, desde debutante hasta el perfeccionamiento así como el alojamiento en casa de familias francesas que te acogerán y te aportarán el conocimiento de la lengua y de la cultura francesa. Así, no solamente aprenderás francés, sino que la experiencia será mucho más grande ya que te sumergirás en una atmosfera francesa que te permitirá aprender cosas que jamás podrías aprender en clase en tu país natal.

El aprendizaje a partir de una inmersión lingüística es el método más rápido y eficaz para aprender una nueva lengua. La inmersión te sumerge completamente en un medio donde tienes que aprender a sobrevivir de una manera diferente que en casa. Deberás entonces empezar a desarrollar habilidades culturales, comunicativas, comportamentales o lingüísticas, y adaptarte a este nuevo medio. Aprenderás de cierto modo a ser una nueva y mejor persona.

3. Estudiar francés de una manera lúdica

Una vez que has llegado a Francia, en una escuela de idiomas francesa, complementarás tu aprendizaje con diversas actividades extraescolares tales como : el descubrimiento de la región y los sitios turísticos, salidas a museos, exposiciones y conciertos locales, sin olvidar la degustación las especialidades francesas en los maravillosos restaurantes típicos Fúndete con tu nueva comunidad, escucha su música, ve al cinema para ver películas en versión original (VO), es la mejor forma de educar tu oído, inscríbete a las actividades deportivas de tu ciudad y disfruta de los nuevos encuentros con personas que te enriquecerán. Aprender francés no es solamente significa conocer el idioma, implica también conocer a las personas que viven a tu alrededor y que mejor forma de hacerlo que divirtiéndote en el camino.

4. ¿Si a veces me siento muy viejo para aprender francés?

Eligiendo el aprendizaje por inmersión lingüística podrás aprender relacionando todo lo que sabes con lo que vas conociendo. Así lo que aprendes en clase lo usaras en la vida cotidiana. La gramática puede ser poco apasionante sin embargo utilizarla cuando vas a la panadería o cuando vas a un bar, la hará ¡mucho más interesante!

Hablando con los nativos en un restaurante o en una exposición de arte podrás ver hasta qué punto todos los conocimientos que tienes juntos a tu nuevo idioma te darán nuevas experiencias muy gratificantes.

5. Salir de la zona de confort

Para aprender francés, hace falta saber admitir sus errores y luego correr el riesgo de ir en la búsqueda de francófonos, exponiéndose tal vez a situaciones más complejas de lo que aprendes en clase exponiéndote a cometer errores o a sentirte avergonzado. Esta es la mejor manera de aprender. Sumergirse en los manuales no te ayudará a conocer el mundo del francés. ¡No se puede progresar en el aprendizaje de una nueva lengua sin practicar! No debes focalizarte en tus errores, por el contrario debes intentar de entenderlos… ¿has conjugado mal un verbo? ¿No usaste la palabra correcta? Lo más importante no volver a repetirlos y sobretodo lograr comunicarte con las personas que tienes frente a ti
Por lo tanto ¡sé valiente! Estudiar francés es una cosa sin embargo hace falta practicarlo. Francia es un buen « teatro » para eso y la inmersión permitirá conocer nuevos « actores » que te ayudarán a actuar en esta nueva escena de tu vida.

6. Concéntrate en lo oral

El medio para mejorar y manejar la pronunciación de una palabra difícil es escuchándola constantemente, poner atención y comprender la forma como es pronunciada. Observara los francófonos cuando hablan es por lo tanto, una buen medio para mejorar la fonética. No dudes en ver películas y escuchar canciones para familiarizarte con la lengua francesa. En las terrazas de los cafés en Francia, intenta escuchar las personas discutir y aprovecha esta única oportunidad de inmersión. Así verás, que tu oído irá aprendiendo a partir de todo aquello que escuchas y mejorarás sin darte cuenta. Recuerda que no hay necesidad de vivir metido en los libros de francés para aprenderlo verdaderamente.

Finalmente, tras conocer estos pequeños trucos y consejos para aprender francés, ¿Aún piensas que aprender un nuevo idioma es realmente difícil? Con la motivación adecuada, un proyecto, una buena búsqueda entre las numerosas escuelas de idiomas en Francia y lograrás cumplir tus sueños. No tienes ninguna excusa, entonces ¿cuándo vas a empezar?