Por qué es Recomendable alojarse con una Familia de Acogida | ILA
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Consejos y noticias

Por qué es recomendable alojarse con una Familia de Acogida durante su Estancia Lingüística en Montpellier

  • Volver a la lista
  • Publicación anterior
  • Publicación anterior
Por qué es Recomendable alojarse con una Familia de Acogida durante su Estancia Lingüística en Montpellier

Si usted viene a hacer una estancia lingüística en el sur de Francia, en Montpellier, verá que lo más bonito de su experiencia es el hecho de sumergirse en la cultura francesa. Aprender francés es ya en sí mismo un buen objetivo, pero hacerlo en Francia aún es mejor. La realidad es que gran parte de la comprensión de la lengua pasa por la inmersión en su cultura. Los giros idiomáticos adquieren pleno sentido cuando uno se encuentra en el país de la lengua que está aprendiendo. Ambos tipos de aprendizaje, el aprendizaje puro de la lengua y el aprendizaje de su cultura, se retroalimentan aportando una visión mucho más amplia de cómo son, hablan, viven y sienten los franceses. La inmersión en la cultura francesa es mucho más intensa si usted vive con una familia de acogida. Además, vivir con una familia francesa le ayudará en el aprendizaje del francés, ya que no hay nada más efectivo cuando se aprende un idioma que poder practicarlo cada día.

El alojamiento en una familia de acogida es por tanto, la opción más recomendable para su estancia lingüística en Montpellier. La escuela de francés dispone de una larga lista de apartamentos y casas para vivir en familia que le permitirán encontrar el entorno familiar más adecuado para usted. Generalmente el procedimiento es el siguiente: usted recibe un cuestionario que debe responder acerca de cuáles son sus preferencias en cuanto al tipo de apartamento y familia con la que le gustaría vivir. Si prefiere vivir en un apartamento en el centro para estar cerca del ambiente animado y vibrante de Montpellier y llegar a todos los sitios a pie o, si por el contrario, prefiere un apartamento o una casita en un sitio menos urbano, más residencial, donde poder descansar con más tranquilidad y sosiego. Del mismo modo, el tipo de familia que usted prefiere también se le pregunta en el cuestionario: si usted prefiere una familia con hijos o sin hijos, con animales o sin animales y cuál es la fórmula que más le conviene, con desayuno y cena incluidos o sino con acceso a cocina para que usted pueda cocinarse. Todo ello se lleva a cabo para asegurarse que su estancia lingüística en Francia sea un verdadero éxito.

No hay sitios ni fórmulas mejores que otras, todo depende de las preferencias y gustos que tenga cada uno. Como decía el escritor español Ramón de Campoamor: “todo es del color del cristal con que se mira”.

Si usted viene por poco tiempo y quiere empaparse en la cultura con una buena inmersión en Francia, la fórmula desayuno y cena en familia puede ser la mejor opción. Gracias a la cena y a las conversaciones que tenga con su familia de acogida, usted podrá conocer mejor cómo viven los franceses, cuáles son sus hábitos y costumbres, cómo ven el mundo… Es sobretodo un momento de encuentro entre culturas, en el que usted y su familia de acogida aprenderán sus respectivas formas de vida.

Y por supuesto, realizar una estancia lingüística en Montpellier también le permitirá conocer los deliciosos platos de la gastronomía francesa! Muchos estudiantes vuelven a sus países habiendo probado algunos de los platos típicos de Francia como la ratatouille, las moules-frites o mejillones con patatas – plato originario de Bélgica pero que los franceses adoptaron con mucho gusto, la soupe à l’oignons o sopa de cebolla, la gratin dauphinois que consiste en un plato horneado de patatas mezcladas con crema de leche o leche, al que suelen añadirle mucho queso y setas – qué harían los franceses sin queso! Si además usted es mayor de edad, podrá comprobar que muchas de las familias de la escuela de francés ofrecen una copa de vino a sus estudiantes durante la cena o una vez terminada, para que puedan apreciar por qué los vinos franceses son unos de los más deliciosos del mundo.

Algunas familias se ofrecen a recoger a los estudiantes en el aeropuerto, en la estación de tren o en la de autobuses, así como a acompañarlos en su retorno a casa. También les dan una primera visión de Montpellier, de sus medios de transporte, les dan indicaciones de cómo llegar a la escuela de francés y a otros sitios turísticos u otros lugares que puedan ser de su interés… A veces se ofrecen a hacerle un primer tour por la ciudad, dándole esos pequeños y preciados consejos que sólo los lugareños le pueden dar.

En resumen, si usted desea hacer una buena inmersión lingüística en Montpellier no dude en escoger la modalidad alojamiento en familia. Le permitirá poner en práctica todo lo aprendido en el Curso de Francés. La escuela de francés le escogerá la familia que más se adecúe a sus necesidades y preferencias, para proporcionarle una atmosfera de convivencia agradable durante su estancia lingüística en Francia. Éste será sin duda uno de los mejores recuerdos de su experiencia!